Publicidad

Prueba Keeway Vieste 300 XDV

Lo puedes adquirir por 4.290€ en tres esquemas de color
El Vieste 300 XDV monta un motor monocilíndrico de 278,2 cc y una potencia máxima de 25,8 cv por lo que se presenta como el crossover de media cilindrada de Keeway, con un equipamiento, un diseño y unos acabados que no pasarán desapercibidos.

El Keeway Vieste 300 XDV es un scooter que rompe con los esquemas tradicionales y se presenta como una propuesta original, polivalente y divertida. Basado en el exitoso Vieste 300, este modelo incorpora elementos y características que le dan un aspecto más robusto, anguloso y aventurero, inspirado en el mundo off-road y trail.

Con un equipamiento de primera, unos muy buenos acabados y un precio muy competitivo, el Vieste 300 XDV se posiciona como una alternativa más que interesante para los que buscan un scooter con personalidad y versatilidad.

Prueba Keeway Vieste 300 XDV

Keeway ha hecho un gran trabajo con este Vieste 300 XDV al irrumpir en un segmento con poca competencia: los crossovers de media cilindrada. Como ejemplo, sin llegar a ser competidores exactos, podríamos poner la Aprilia SR GT 200 (4.199 €) o la Honda ADV350 (6.250 €), aunque ninguna de las dos llega a pelear de manera directa con este crossover. Por lo que, de momento, el Vieste 300 XDV tiene su posición bien asegurada en el mercado. 

Prueba Keeway Vieste 300 XDV

Prueba Keeway Vieste 300 XDV: entre dos «tierras»

El Keeway Vieste 300 XDV es un scooter que no pasa inadvertido. Su carrocería es más voluminosa y protectora que la de su hermano, el Vieste 300, y cuenta con elementos que le dan un aire más dinámico y deportivo, como su doble faro delantero, su escape elevado, el portaequipajes trasero o los reposapiés de aluminio. 

Prueba Keeway Vieste 300 XDV

El motor del Keeway Vieste 300 XDV es un cuatro tiempos de refrigeración líquida que cumple con la normativa Euro 5. Monocilíndrico y con una cilindrada de 278,2 cc, desarrolla una potencia máxima de 25,8 cv a 8.250 rpm y un par máximo es de 24 Nm a 7.000 rpm. Más que suficiente para un entorno tan complicado como puede ser la ciudad. 

Prueba Keeway Vieste 300 XDV

Prueba Keeway Vieste 300 XDV: Parte ciclo

La parte ciclo del Keeway Vieste 300 XDV está compuesta por un chasis de cuna multitubular de acero, que le da una estructura resistente y estable. La suspensión delantera es una horquilla invertida Kayaba con un recorrido de 90 mm, que mejora la absorción de impactos y brinda una experiencia de conducción suave incluso en terrenos irregulares.

La suspensión trasera es un doble amortiguador con un recorrido de 65 mm, que se puede regular en precarga con un sistema de rosca y contrarrosca, para adaptarse a las preferencias del conductor y al peso del pasajero o del equipaje.

Prueba Keeway Vieste 300 XDV

En cuanto a los frenos del Vieste 300 XDV, firmados por J.Juan, están diseñados para ofrecer un alto nivel de seguridad. En el tren delantero, encontramos un disco de 240 mm con sistema ABS, que garantiza una frenada estable y controlada en diferentes condiciones.

En el tren trasero, otro disco de 220 mm con ABS. En cuanto a las ruedas del Vieste 300 XDV son de 13 pulgadas y sus medidas son 120/70-14 delante y 140/60-13 detrás.

Prueba Keeway Vieste 300 XDV

Prueba Keeway Vieste 300 XDV: Ergonomía y capacidad de carga

Algo que llama la atención del Keeway Vieste 300 XDV es su manillar. Bastante más ancho y elevado que otros scooters de su segmento. Es por ello que su posición de conducción es más elevada y dominante, lo que favorece la visibilidad y la comodidad. Su asiento es muy amplio y mullido, y ofrece espacio suficiente para dos ocupantes. De hecho, el pasajero va muy cómodo atrás, algo que siempre es un plus.

Prueba Keeway Vieste 300 XDV

En cuanto a la capacidad de carga de este crossover, no es su fuerte pero sí es suficiente para un uso cotidiano. Cuenta con un hueco bajo el asiento que puede albergar un casco integral y otros objetos, y una guantera con toma USB en el escudo frontal. 

Prueba Keeway Vieste 300 XDV

Prueba Keeway Vieste 300 XDV: Iluminación e instrumentación

El Keeway Vieste 300 XDV cuenta con un sistema de iluminación Full LED, que mejora la visibilidad y la seguridad tanto de día como de noche. El doble faro delantero tiene una forma angular y agresiva, que le da un aspecto más deportivo y moderno. La luz trasera tiene un diseño en forma de X, que le da un toque distintivo y original. Los intermitentes también son LED y están integrados en el carenado y en el portaequipajes.

Prueba Keeway Vieste 300 XDV

En cuanto al cuadro de instrumentos, es totalmente digital y muestra toda la información necesaria para la conducción. La pantalla LCD tiene un fondo negro y unos números blancos, que facilitan la lectura. En ella se pueden ver indicadores de velocidad, nivel de gasolina, cuentakilómetros total y parcial, reloj, temperatura ambiente y del motor, indicador de marcha, testigo de ABS y testigo de puños calefactables. Además, puedes conectar el móvil o el GPS al puerto USB y ver la información en la pantalla.

Prueba Keeway Vieste 300 XDV

Prueba Keeway Vieste 300 XDV: Equipamiento y detalles

El equipamiento del Keeway Vieste 300 XDV es uno de sus puntos fuertes, ya que ofrece elementos que le dan un plus de funcionalidad y seguridad. Entre ellos, destacan los siguientes:

Prueba Keeway Vieste 300 XDV

La llave inteligente permite arrancar el scooter sin necesidad de introducir la llave en el contacto, simplemente acercándola al vehículo. También permite abrir el asiento y la guantera con solo pulsar un botón, lo que facilita el acceso al hueco bajo el asiento y a la toma USB.

Prueba Keeway Vieste 300 XDV

Los puños calefactables son un accesorio muy útil para estos días de invierno, cuentan con cinco niveles de intensidad que se pueden regular desde el mando situado en el manillar izquierdo. Es un detalle que a mí, personalmente, me encantó.

Prueba Keeway Vieste 300 XDV

Otro detalle a destacar del Vieste 300 XDV son sus acabados de calidad, que se aprecian en los detalles. Los plásticos están bien ajustados y cuentan con colores llamativos, que contrastan con el negro mate del chasis y del escape. Los reposapiés son de aluminio, lo que le da un toque más premium y deportivo. Además, están preparados para que puedas apoyar los pies tanto en la base como en el frente.

El asiento tiene unas costuras rojas, que le dan un aire más elegante y sofisticado. El portaequipajes trasero tiene unas asas integradas, que facilitan el agarre del pasajero y el transporte de objetos. El escape tiene una salida elevada, que le da un aspecto más off-road y un sonido más grave.

Prueba Keeway Vieste 300 XDV

Prueba Keeway Vieste 300 XDV: Cómo va

El Keeway Vieste 300 XDV es un scooter que se comporta de forma notable en cualquier situación. En ciudad, es ágil y manejable, gracias en parte a su peso de 159 kg. Su motor tiene fuerza suficiente para salir rápido de los semáforos y adelantar con facilidad.  Además, debido a su tamaño y altura, es fácil filtrar entre coches y aparcar sin problemas.

Prueba Keeway Vieste 300 XDV

En carretera, se defiende bien, manteniendo una velocidad de crucero de unos 110 km/h sin forzar demasiado el motor, aunque he de admitir que llegué a ver el scooter a más de 130 km/h en un entorno cerrado y controlado. Su protección aerodinámica es buena, gracias a su pantalla frontal y su carenado.

La pantalla, además, se puede adaptar a la altura que necesites de manera manual en un momento. En cuanto a su autonomía, es bastante interesante, ya que cuenta con un depósito de 12 litros con el que podrás rodar en torno a 300 kilómetros. 

Prueba Keeway Vieste 300 XDV

Pero lo que más llama la atención del Keeway Vieste 300 XDV es su capacidad para salirse de lo habitual y atreverse con terrenos más aventureros. Su suspensión de largo recorrido le permite sortear baches, piedras y raíces con solvencia. Su neumático trasero de mayor anchura le da más tracción y estabilidad.

Su escape elevado le evita rozar con el suelo o quemarse con las ramas. Y si bien no es una moto destinada a rodar por lo marrón, puedes sortear alguna que otra pista sencilla sin problemas.

Prueba Keeway Vieste 300 XDV

Prueba Keeway Vieste 300 XDV: La Opinión de Teo

Con este Vieste 300 XDV Keeway se sube al carro de los scooters crossover. Una moda que parece solo eso, una moda, pero que añade algunos aspectos interesantes al diseño final del scooter y da un puntito de evolución al concepto. Sospecho que muchas de las características de los scooters crossover han llegado para quedarse. Entre ellos espero y deseo que las mejoras en ergonomía, diseño y materiales se mantengan, porque este Vieste 300 XDV me resulta muy cómodo.

En primer lugar, sin repetir el estupendo análisis y exposición que ya ha realizado Esther, comentar que al acercarme al Vieste 300 XDV aprecio rápidamente una buena calidad de materiales y acabados. El scooter está muy bien construido y da muy buena impresión al tacto al tiempo que ofrece un equipamiento muy competitivo.

Prueba Keeway Vieste 300 XDV

Una vez en marcha agradezco una postura de conducción más que digna para mis 186 cms de altura, circunstancia que a veces hace que me sienta incómodo en scooters de media y baja cilindrada. No es el caso de este Vieste 300 XDV y en gran medida tiene que ver con sus características crossover, especialmente la altura y anchura del manillar que evoca a aquellos de las motos de aventura y resulta comodísimo para mí. Por otro lado, los reposapies adelantados están a una distancia suficiente para mi altura, los encuentro usable y la terminación en aluminio le dan un aspecto rudo.

El comportamiento dinámico de este Vieste 300 XDV resulta una agradable sorpresa y encuentro una parte ciclo sumamente ágil y reactiva, rayando en lo deportivo (dentro de las limitaciones de su categoría). El Vieste 300 XDV se siente liviano y atento, con unas suspensiones vivas y más bien firmes. Si a eso le unimos la potencia respetable de sus 25,8 caballos que son entregados de manera muy estable y plana, el resultado es un pequeño cohete para las grandes avenidas de la ciudad. En estos entornos, entre tráfico intenso y con continuas paradas y arrancadas, este pequeño Keeway presenta un puntito de mala leche que juega muy a su favor.

Prueba Keeway Vieste 300 XDV

Valoración Final

El Keeway Vieste 300 XDV es un scooter que ofrece mucho por poco. Su precio es de 4.290 euros, lo que le sitúa por debajo de otros modelos de la competencia. Su calidad de acabados es notable, con los plásticos bien ajustados, sus detalles cuidados y colores llamativos. Su equipamiento, diseño y comportamiento son un plus que no tienen otros modelos de su segmento.

En definitiva, el Keeway Vieste 300 XDV es un scooter que lo tiene todo y que no deja indiferente a nadie. Es una opción interesante para los que buscan un scooter con carácter y estética crossover que se adapta a cualquier terreno y situación. Es un scooter que fusiona lo mejor de dos mundos: el asfalto y la tierra. Sorprende por su comportamiento y su equipamiento y convence por su relación calidad-precio. Es, en resumen, un scooter que merece la pena probar.

Relacionados

Lo último

Lo más leido

Soymotero TV

Últimas motos

VOGE SR1 ADV 125 2024

VOGE SR1 ADV 125 2024

A1 | 2.987 € | 141 kg | 11,6 CV
MITT 808 2024

MITT 808 2024

A2 | 8.295 € | 213 kg | 56 CV
MV Agusta Enduro Veloce 2024

MV Agusta Enduro Veloce 2024

A | N.D € | 224 Kg | 124 CV