Publicidad

Prueba Ducati Scrambler Icon 2015: buen rollito

Fotos: Ducati
La firma italiana ha creado uno de los productos más frescos y divertidos de la actualidad, una montura moderna inspirada en los valores de su monocilíndrica de hace cuatro décadas. La Ducati Scrambler es más que una nueva moto: es un nuevo universo impregnado de buen rollo.

La primera Ducati Scrambler nació en 1962. Aquella monocilíndrica de aire cubicaba 250 cc y fue vendida casi exclusivamente en América, con una estética dirt- track, y construida por petición de la empresa Berliner Motor Company importador de Ducati en EE.UU por aquella época. Seis años después llegó la segunda generación a Europa, la más conocida por los aficionados, que se mantuvo en producción hasta 1976, con cilindradas de 50, 100, 125, 250, 350 y 450 cc. Durante dos años hubo incluso una versión enduro denominada R/T. En España se fabricó la 250 y la 350 bajo licencia italiana entre 1972 y 1976, denominándose Road.

Ahora, Ducati ha resucitado aquel concepto, adaptándolo convenientemente al siglo XXI en forma de cuatro versiones (Icon, Classic, Full Throttle y Urban Enduro según busquemos una imagen más urbana, clásica, dirt-track o campera) personalizables por cada usuario gracias a la gran cantidad de accesorios disponibles: escapes, tapas de depósito, alforjas, asientos, manillares, puños, estriberas… Nosotros disfrutamos de la versión Icon, la base de los cuatro miembros que componen la familia Scrambler, por las carreteras de la ciudad californiana de Palm Springs durante la presentación mundial del modelo.

Aunque no es su objetivo final, la Scrambler sustituye en parte a la Monster 696 como escalón de acceso a Ducati, siendo la única Desmo de aire de la veintena de modelos que componen el catálogo de la firma italiana para 2015. Pero el objetivo va mucho más allá pues se pretende crear una “segunda marca” dirigida a un público que antepone la facilidad de conducción y la simplicidad a las altas prestaciones y el pedigrí racing imperante en el resto de Ducatis.

En parado la Icon rezuma mucha personalidad gracias a detalles como la inscripción del tapón del depósito (Born Free 1962), la luz de posición delantera circular de led, el cable de acelerador por arriba como en las motos antiguas, el depósito de gasolina metálico, un manillar alto, el cuentarrevoluciones con los dígitos a la inversa (y escala en el inferior de la pantalla), amortiguador trasero en disposición lateral (sin bieletas), la toma USB bajo el asiento (para cargar el móvil, por ejemplo), el escape bajo o el portamatrícula anclado a un basculante de aluminio con diseño de “boomerang invertido”.

Italoamerican way of life

El motor deriva de la Monster 796, que en España deja de venderse para el año que viene, pero dulcificado y con menor cruce de válvulas entregando 12 CV menos (ahora 75 CV) y haciendo énfasis en una mejor entrega de par en medios pudiendo contentar a un público más amplio. No es nada exigente, no te pide guerra y se deja llevar cómodamente. En las reducciones siempre se agradece el embrague anti-rebote APTC, más si cabe siendo bicilíndrica, para minimizar bloqueos inesperados.

En marcha llama la atención por su facilidad de conducción y la rapidez con la que puedes hacer los cambios de dirección: manejabilidad en estado puro. Sus 186 kg en orden de marcha también tienen buena culpa de ello. En todo momento la notas muy ligera, llegando a circular muy rápido por carretera y tranformándose en una buena aliada entre el tráfico de la ciudad.

Por otro lado es estrecha, compacta, cuenta con un cómodo asiento, es bajita (79 cm del suelo o 77 cm con opción de asiento bajo) y nada radical. La postura a sus mandos en natural y te inspira confianza, algo que favorece su rápida adaptación a ella por parte de cualquier usuario independientemente del “kilometraje motero” que lleve encima. Apoyándote en su manillar elevado responde instantáneamente a tus insinuaciones.

Los neumáticos mixtos Pirelli MT 60 RS que calza la Ducati Scrambler Icon permiten leves escarceos por pistas de tierra y sus tacos son suficientemente blandos como para tumbar en asfalto sin miedo a perder adherencia. A pesar de contar con un único disco de freno delantero y bomba axial, sus 330 mm y pinza radial Brembo de 4 pistones son suficientes para detenerla, haciendo gala de un tacto esponjoso y menos directo que el de una Monster 821, por ejemplo. El ABS es de serie.

La luz de posición delantera circular de leds es uno de los muchos cuidados detalles de la Ducati Scrambler 2015

Valoración final

Espontánea, divertida, esencial, simple, histórica, personal, fun, rebelde, positiva, libre, polifacética, inconfundible, juvenil… así podríamos resumir la filosofía Scrambler del siglo XXI, la nueva apuesta de la firma de Bolonia: guiños vintage en una naked de última generación que arranca en 8.350 € (Icon roja). La Icon amarilla de las fotos cuesta 100 € más (ambas llegará a los concesionarios en febrero) mientras que las tres versiones restantes ascienden a 9.850 € (estarán disponibles en marzo). Todas ellas pueden limitarse para ser conducidas con carnet A2.

Curiosamente, la palabra Scrambler aparece por encima del de Ducati en los logotipos del depósito de las cuatro versiones, algo muy ilustrativo de por dónde van los tiros: nuevo mundo, nueva marca, nueva manera de entender las cosas. No es una réplica de la Scrambler original sino, más bien, un remake de aquella.

Madera, cartón, indie, amarillo, bigote, skate, hispter, fiesta, playa, ping-pong, surf, camisa de leñador, vaquero remangado, gafas de moda, cuero… ¿Te inspiras? Abre tu mente y déjate llevar.

Lo mejor:

  • Manejabilidad
  • Imagen
  • Par motor
  • Limitable carnet A2

Mejoraríamos:

  • Falta indicador de marcha
  • Horquilla no regulable

Lo último

Lo más leido

Soymotero TV

Últimas motos

VOGE SR1 ADV 125 2024

VOGE SR1 ADV 125 2024

A1 | 2.987 € | 141 kg | 11,6 CV
MITT 808 2024

MITT 808 2024

A2 | 8.295 € | 213 kg | 56 CV
MV Agusta Enduro Veloce 2024

MV Agusta Enduro Veloce 2024

A | N.D € | 224 Kg | 124 CV