Publicidad

Prueba BMW R nineT Racer 2017: nostalgia racing

Fotos: BMW
La firma alemana ya nos ha presentado la esperada R nineT Racer, la versión más deportiva de su gama heritage, que junto con la llegada de la la R nineT Pure amplía una familia representada por distintos caracteres pero con una misma esencia.

Tras el éxito cosechado con la R nineT presentada en 2013 con motivo del 90 cumpleaños de la marca, y la llegada en 2016 de la R nineT Scrambler, BMW ha querido incluir dos nuevos modelos con los que seguir creciendo en el mercado de las Roadster de más de 900 cc, un sector que el año pasado aumentó un 125% sus ventas y en el que la marca vendió un 43% de ellas. Pero además de la llegada de estos dos nuevos modelos, y otro que conoceremos en unos meses, la primogénita de la familia R nineT se actualiza para mejorar su comportamiento y adaptarse a los nuevos tiempos.

El motor sigue siendo el mismo en todos los modelos, bóxer de aire de 1.170 cc que rinde 110 CV a 7.750 rpm y un par máximo de 116 Nm a 6.000 rpm, con modificaciones en el mapa de inyección y en el catalizador y un nuevo filtro de carbón activo para cumplir la nueva normativa Euro 4.

Misma esencia, distintos caracteres

Si algo caracteriza a todos los modelos de la gama es la perfecta fusión entre tradición y modernidad. Todas están creadas con conceptos sencillos y materiales auténticos con el fin de satisfacer a los amantes del motociclismo más puro, un público que lo que principalmente busca son sensaciones.

La R nineT Pure nace como modelo de acceso a la gama, una versión purista y minimalista perfecta para iniciarse en el mundo de la personalización. Una moto que te permitirá crear tu propia moto, tu propio estilo y que está disponible en los concesionarios por 13.120 € en color Gris Pirineos.

La R nineT Racer es el modelo más radical. Una deportiva de aspecto retro que te hará revivir la época del motociclismo de los 70, con una postura de conducción radicalmente deportiva. Su asiento alargado y retrasado, semimanillares bajos y adelantados, estriberas altas y retrasadas hacen que vayas totalmente “tirado” sobre la moto escondiéndote bajo su precioso semicarenado de corte clásico con faro redondo integrado. Puedes encontrarla por 14.170 € en color blanco luminoso combinado con la clásica decoración tricolor de BMW Motorsport.

BMW R NineT Pure 2017 en acción

Ambas comparten parte ciclo con la R nineT Scrambler. En el tren delantero montan una horquilla telescópica convencional (sin regulación) de 43 mm de diámetro y 125 mm de recorrido y un doble disco de 320 mm de diámetro con pinzas Brembo de cuatro pistones. Detrás sistema paralever con amortiguador central regulable de 120 mm de recorrido y disco de 265 mm. Las llantas son de aleación de aluminio en medidas 3.5 × 17’’ delante y 5,5 × 17” detrás. Como plus de seguridad cuentan con ABS de serie y ASC (control de tracción) opcional.

El chasis está formado por tres elementos: módulo principal frontal, módulo trasero y módulo para el pasajero. La R nineT añade una pieza final desmontable al final del módulo trasero. Este concepto de chasis ofrece multitud de posibilidades a la hora de modificar el aspecto dependiendo del gusto de cada uno.

La R nineT estándar cuenta ahora con algunas actualizaciones como su horquilla invertida regulable y unas nuevas geometrías para hacer su comportamiento más deportivo y preciso, nuevas llantas de radios, una nueva gama de colores (negro tormenta metalizado, azul planeta metalizado/aluminio y negro tormenta metalizado/ vintage) y un cuadro de instrumentos de nuevo diseño que cuenta con doble reloj igual que en la R nineT Racer, mientras que la R nineT Pure y la R nineT Scrambler solo cuentan con uno. Su depósito es de aluminio mientras que en el resto es de acero. El precio: 16.290 €.

La BMW R nineT Racer te obliga a ir permanentemente en posición de ataque

Un placer para los sentidos

Un lugar muy acorde a la personalidad de la nueva gama R nineT y en pleno corazón de Madrid fue el elegido por la marca para su presentación. Una vez conocidas todas las novedades salimos desde allí hacia las carreteras del sureste de la comunidad.

La R nineT Racer llama la atención nada más verla, su estética deportiva de inspiración setentera te hace revivir el estilo de vida de aquella época. Nada mas subirme ya me avisa que con ella solo vale ir en posición de ataque, sus semimanillares alejados y bajos, sus estriberas altas y retrasadas, y un asiento con más relleno en la parte trasera me obligan a tumbarme sobre su depósito a la hora de ponerme en marcha. Menos mal que los 805 cm de altura de su asiento me permiten poner los pies perfectamente en el suelo ya que en esa posición me cuesta un poco moverla en parado. El cuadro de instrumentos de doble reloj y fiel al diseño clásico del conjunto nos dan toda la información necesaria de un vistazo, pudiendo seleccionar el resto de funciones desde su piña izquierda. Los retrovisores están bastante alejados, pero te permiten tener todo bajo control.

Arranco y el rugido inconfundible del boxer llega a mis oídos mientras siento su típico balanceo hacia la derecha. Meto primera, segunda… y siento como somos el centro de todas las miradas mientras nos alejamos del bullicio de la ciudad en busca de carreteras con todo tipo de curvas. Gracias al semicarenado y a la posición que te obliga a adoptar sobre ella, vas bien protegido incluso a altas velocidades.

En curvas rápidas, la BMW R nineT Racer es una auténtica delicia

Pero es cuando llegamos a los tramos de curvas donde la R nineT Racer te transmite las más excitantes sensaciones. Desde muy bajo régimen el motor responde con gran contundencia, con una aceleración rápida y consistente, y una gran suavidad en el tacto del embrague y el cambio. El control de tracción de nuestra unidad se encarga de tener todo bajo control incluso al abrir gas con ganas en asfaltos en no muy buenas condiciones.

En curvas lentas, como con cualquier deportiva, tienes que “currártelo” un poco más pero cuando llegas a las curvas rápidas es una auténtica delicia, entra con seguridad y tiene una gran estabilidad. Las suspensiones, como ya decíamos antes, son sencillas pero ofrecen un comportamiento más que correcto, claro que como es una moto que cada vez te va pidiendo más guerra no la vendría mal la horquilla invertida regulable que monta su hermana R nineT. Lo mismo pasa con los frenos, el doble disco delantero de 320 mm y el trasero de 265 mm. la detienen sin problema, pero en los momentos en los que “vas a por nota” unas pinzas radiales te permitirían apurar un poquito más, claro que con el buen funcionamiento del ABS de serie siempre puedes apretar con fuerza la maneta sin miedo a caerte.

Instrumentación de la BMW R nineT Racer

Lo último

Lo más leido

Soymotero TV

Últimas motos

Royal Enfield Guerrilla 450 2025

Royal Enfield Guerrilla 450 2025

A2 | 2.247 euros € | 184 kg | 40 CV
SYM MAXSYM GT 400 2024

SYM MAXSYM GT 400 2024

A2 | 6.499 € | 215 kg | 34 CV
Honda CL500 2024

Honda CL500 2024

A2 | 6.790 € | 192 kg | 46 CV