Publicidad

Prueba BMW R 1250 RT 2019: como un «señor»

Fotos: BMW
La 'Reise Tourer', el modelo turístico por excelencia de BMW, recibe una quinta generación impulsada por el nuevo motor boxer de distribución variable, además de mayor electrónica y mejor equipamiento. El segmento Touring vuelve a tener una nueva y majestuosa referencia en la que te sentirás más cómodo que nunca.

Si la llegada de la BMW R 1250 GS VII coincide con un momento dulce para el segmento trail, que está viviendo una época de oro en lo que a evolución y oferta se refiere, del segmento turismo/gran turismo no podemos decir lo mismo: las maxitrail son las favoritas de los aficionados a la hora de viajar. Actualmente, las GT “clásicas” sólo están representadas por nuestra protagonista, la BMW R 1250 RT y la Yamaha FJR1300 (versiones A, AE y AS). Si ascendemos un escalón encontramos las hexacilíndricas K1600 (versiones GT, GTL y GA) y Honda GL1800 GoldWing, motos-emblema premium equipadísimas que superan las necesidades y el rango de uso lógico de la mayoría de ruteros del planeta. Sin duda, BMW sigue apostando por su RT (uno de los pilares de la marca junto a la GS) desde el nacimiento del modelo en 1978, aumentando progresivamente la cilindrada hasta los 1.254 cc actuales. La R 1200 RT (2005-2018) que conocíamos hasta ahora, cuya última actualización importante databa de 2014, ya es historia.

Estéticamente nuestra protagonista es casi calcada a la 1200, y hay que fijarse en las culatas Shift Cam, la forma de los colectores y la nueva quilla para distinguirlas. Está disponible en los concesionarios desde 20.050 € (ahora 3 años de garantía) con doble modo de conducción (Rain con 100 CV, Road), ABS y control de tracción ASC (desconectables), asistente de arranque en pendiente HiSC, puños calefactables, luz de día/intermitencia LED, llave de proximidad e instrumentación TFT con pantalla de 5.7 pulgadas. Ahora recibe múltiples y novedosas opciones de equipamiento extra como la suspensión electrónica ESA (919,08 €) de nueva generación, el asistente de arranque en pendiente PRO (el freno se activa automáticamente en una pendiente de +5% al tocar la maneta o el pedal al detenerse la moto), control de freno dinámico (en caso de frenada de emergencia se reduce el par motor e incrementa la presión de frenado sobre la rueda trasera), llamada de emergencia o el pack de acabados Spezial 719 (colores Sport/Elegance, llantas mecanizadas, asiento RT, etc), que se suman a los Packs Confort (escape cromado, cierre centralizado, control de presión de neumáticos, toma de corriente y alarma), Touring (ESA, asiento calefactable, preinstalación de navegador y control de velocidad) y Dynamic (iluminación y modos de conducción Pro) que equipaba nuestra unidad de pruebas. Equipaje, piezas mecanizadas o destinadas a almacenamiento también son multitud. Además del blanco estándar hay dos colores especiales (azul y marrón).

El inmortal motor boxer crece de 1.170 cc a 1.254 cc (136 CV a 7.750 rpm y 143 Nm a 6.250 rpm) empleando un nuevo sistema de distribución variable por el que la carrera de las dos válvulas de admisión se modifica en función del régimen de giro, optimizando el rendimiento a alto o bajo régimen según las necesidades. Un árbol de levas de desplazamiento axial situado en la culata y que integra una doble leva por válvula (carga parcial o completa) se desplaza según el régimen del motor gracias a un actuador electrónico. En definitiva, más par y potencia en todo el régimen de uso del motor. Además, el motor cuenta con doble sensor de detonación (se puede usar combustible con menos de 95 octanos sin que influya en el funcionamiento), mantiene eje de equilibrado para minimizar vibraciones o el embrague anti-rebote, y ha visto revisados otros elementos como los pistones, el sistema de lubricación o el escape.

Turismo deportivo

Como buena GT, la BMW R 1250 RT es una moto voluminosa y, comparada con una GS en parado, también más pesada (279 kg llena), aunque en marcha este último dato pasa desapercibido ya que el reparto de pesos es muy correcto y el centro de gravedad bajo. La nueva instrumentación multi-información TFT central de la alemana preside nuestra visión, con velocímetro y cuentarrevoluciones analógicos en los extremos, mientras que el asiento es regulable en altura (805-825 mm) para adaptarse a todas las estaturas.

Desde el primer momento te encuentras cómodo, integrado en la moto y con sensación de dominio sobre todo lo que te rodea. Parabrisas con regulación eléctrica en altura, deflectores o puños calefactables potencian ese confort de marcha en días fríos, algo de agradecer en una moto pensada para recorrer muchos kilómetros sin parar. Su depósito de 25 litros es otro de los alicientes para los “tragamillas”, artífice de una autonomía estimada de 400 km.

Las maletas de la BMW R 1250 RT 2019 permiten albergar un casco integral

Cada modo de conducción (en nuestra moto Rain, Road, Dynamic, accionables desde el botón MODE de la piña derecha) cambia automáticamente la respuesta del acelerador, el control de tracción y el ABS, haciéndolo más o menos directo/intrusivo. Road representa el equilibrio acertado para todo uso, con fuerza y rendimiento en todo el rango de uso. Si optamos por ascender a Dynamic, la potencia es más notoria e instantánea, pudiendo exprimir el nuevo bóxer a placer. Con este motor la RT acelera más rápido, más fuerte, es más suave, agradable, dulce y veloz que antes. Las recuperaciones también son mejores y la “alegría” general se percibe a cualquier régimen de uso del motor.

BMW sigue recurriendo al habitual sistema de suspensión Telelever/Paralever que independiza amortiguación y dirección en el tren delantero, algo que al principio te parece raro pero a lo que no tardas en acostumbrarte, pudiendo frenar en pleno ápice de la curva con una estabilidad intachable. El sistema de ajuste electrónico de la suspensión Dynamic ESA de nueva generación es un extra altamente recomendable y permite al conductor ajustar automáticamente la misma a su antojo según la conducción, el estado del asfalto o la climatología. Anteriormente la precarga se modificaba gracias a los iconos de casco (conductor), casco + maletas (conductor con equipaje) y 2 cascos (conductor y pasajero). Ahora simplemente aparece el tarado MIN (precarga de muelle mínima, menor altura), AUTO (por defecto) y MAX (máxima precarga y altura). En cualquiera de los 3 modos de conducción disponibles puedes modificar el tarado de los hidráulicos en dos niveles: Road y Dynamic. Más fácil y rápido que antes, siempre desde la piña izquierda de la instrumentación.

Instrumentación de la BMW R 1250 RT 2019

Realizando una conducción deportiva, te parecerá que circulas sobre una R 1250 RS debido a su facilidad de movimientos, los rápidos cambios de dirección y la agilidad del conjunto: sólo la voluminosidad del depósito y el parabrisas te devolverán a la realidad RT.

Otro de los puntos destacables de los modos de conducción Pro es la disponibilidad de control de tracción “interpretativo” DTC y ABS en curva, dos ayudas a la conducción mucho más evolucionadas que las que equipa de serie. El accionamiento del embrague (hidráulico), la caja de cambio y la transmisión, a pesar de mantener el cardan, es muy neutra y precisa. Nuestra unidad de pruebas equipaba cambio semiautomático (479.27 €), una opción que puede sonar a racing, pero que en esta moto casa perfectamente facilitando los cambios de marcha: delicioso. La frenada sigue siendo excelente, y eso que las pinzas radiales ya no lucen el logotipo Brembo, logrando detener la moto correctamente y sin extraños, algo importante en un modelo con el volumen y las inercias generadas en esta RT.

Piña izquierda de la BMW R 1250 RT 2019

Lo más leido

Soymotero TV

Últimas motos

MITT 808 2024

MITT 808 2024

A2 | 8.295 € | 213 kg | 56 CV
MV Agusta Enduro Veloce 2024

MV Agusta Enduro Veloce 2024

A | N.D € | 224 Kg | 124 CV
CFMoto 450 CL-C 2024

CFMoto 450 CL-C 2024

A2 | 6.269 € | 181 | 40 CV