Speedway: dirt track a la europea

Es una especialidad poco conocida en España, pero con mucho arraigo en centroeuropa a pesar de que sus orígenes se sitúan en Australia.

Un circuito ovalado, cuatro pilotos subidos en máquinas con igualdad mecánica y ¡sin frenos! El Speedway es una especialidad difícil no sólo por la técnica, sino porque se disputa en carreras al sprint, a cuatro vueltas en las que hay que ir a tope desde el principio hasta el final, con la moto cruzada y donde los contactos físicos suelen ser frecuentes. Toda una locura.

Sin embargo no es un deporte muy practicado en España. Aquí somos más de Dirt Track, una variante que sí nos llega de Estados Unidos, a diferencia del Speedway, inventado en Australia. Mientras que en el primero nos valdría con adaptar nuestra moto de enduro o motocross a las exigencias del Dirt Track, lo complicado del reglamento técnico del Speedway hace que esta especialidad no sea tan conocida.

La cosa cambia si nos vamos a países como Gran Bretaña, Suecia, Dinamarca o Australia. Los nórdicos se han posicionado como los dominadores de este deporte en unos países donde también triunfa el Ice Speedway. Británicos, australianos y neozelandeses fueron los pioneros y cuentan con campeonatos muy potentes. En este artículo os damos algunas claves del Speedway.

Historia

El Campeonato del Mundo de Speedway se celebra nada menos que desde 1936, y sólo su tuvo que suspender entre los años 1939 y 1948 por culpa de la Segunda Guerra Mundial. Una de las peculiaridades de este deporte está en su origen, ya que aunque parezca extraño, no fue inventado por los americanos.

Las primeras competiciones se remontan a 1923, cuando un granjero llamado John Hoskins comenzó a organizar carreras en Nueva Gales del Sur (Australia) aprovechando las extensiones que dejaban las cosechadoras con el fin de recaudar fondos para evitar la quiebra de su empresa.

Australianos, neozelandeses y británicos fueron los primeros en potenciar esta especialidad, a la que pronto se sumaron los norteamericanos. El primer campeonato oficial data de 1932, cuando comenzó la National League británica.

Poco a poco, el Speedway se fue extendiendo al resto de Europa y llegó a los países nórdicos y al Este del continente. Suecos, polacos y daneses pronto sucumbieron a este deporte y han copado numerosos títulos mundiales.

Reglamento

Las especialidades de Speedway y el Dirt Track, más conocido en España, tienen algunas similitudes, pero también muchas diferencias. También existe otra versión denominada ice speedway, que se disputa sobre hielo. El Campeonato del Mundo de Speedway ha contado este año con 12 Grandes Premios, repartidos entre Europa y Oceanía. Cada prueba consta de 23 mangas, de las cuales 20 son clasificatorias de las que salen los pilotos que llegan a las dos semifinales. A la final llegan los cuatro mejores pilotos.

En cada manga participan cuatro pilotos. El ganador recibe 3 puntos, el segundo 2 puntos, el tercero 1 punto y el último… una palmadita de su equipo. Cada piloto debe distinguirse por el color de su casco por lo que en cada manga los participantes llevan un casco diferente (rojo, amarillo, azul o blanco). La clasificación final se decide con el piloto que haya conseguido más puntos en todas las mangas que haya disputado.

Las motos

La mecánica en el Speedway es común para todos los pilotos. El motor en un monocilíndrico de 500 cc de cuatro tiempos y con carburador fabricado por la mítica firma checa Jawa o la más moderna italiana GM. Sólo cuentan con una marcha, aunque sí tienen embrague, que se utiliza sólo para las salidas.

No pueden incluir ningún tipo de electrónica ni se permite la telemetría. El combustible que se utiliza es el metanol. Las fibras se limitan prácticamente a la zona de la rueda trasera, que sirven además como protección ante posibles enganchones. Las motos no tienen frenos ni delante ni detrás y su peso mínimo sin combustible no puede ser inferior a 77 kilos.

Por detrás de la rueda trasera es obligatorio contar con un faldón para evitar que la tierra o las piedras puedan causar daño a los otros pilotos.

Los mejores pilotos

Al australiano Lionel Van Praag siempre se le recordará por ser el primer campeón del Mundo de la especialidad, en la primera edición de 1936. Hasta los años 90, el título se decidía a una sola carrera, mientras que a partir de entonces ya se programó un campeonato con varios GP.

El sueco Tony Rickardsson tiene el honor de ser el piloto más laureado de todos los tiempos en el Campeonato del Mundo. Cuenta con seis títulos (1994, 1998, 1999, 2001, 2002 y 2005), uno más que su compatriota Ove Fundin y dos más que el danés Hans Nielsen y el neozelandés Ivan Mauger. Con tres títulos están los daneses Erik Gundersen, Ole Olsen y Nicki Pedersen, junto con el australiano Jason Crump y el norteamericano Greg Hancock, quien es el nuevo campeón del Mundo de 2014.

Circuitos

Los trazados de Speedway son óvalos de tierra de entre 250 y 400 metros en los que se corre siempre en el sentido contrario a las agujas del reloj, es decir, siempre a izquierdas. A partir de esta especialidad han ido apareciendo variantes como el Grass Track, que se corre sobre pistas de hierba o el Ice Speedway, sobre hielo. Otra de las variedades es el Dirt Track, aunque tanto reglamentos como motos son muy diferentes a las utilizadas en Speedway.

Las protecciones exteriores son un elemento imprescindible para la seguridad de los pilotos. Son numerosas las caídas y todas terminan con un impacto contra las barreras de seguridad. Desde hace varios años se ha incluido el airfence en el perímetro exterior, el colchón de aire que también se utiliza en el Campeonato del Mundo de Velocidad.

Lo último

Lo más leído