Publicidad

Prueba BMW R1200GS Ride 2017: ambición off road

Fotos: BMW
BMW celebra los 37 años de existencia de su GS, el icono más representativo de la firma bávara, actualizando la sexta generación de su maxitrail y añadiendo el acabado "Ride", una versión deportiva con colores de carreras que acentúa las capacidades off road de la boxer germana. Los amantes del "hard-trail" ya no tienen excusa para embadurnarse de polvo.

Cuatro años después del lanzamiento de la sexta generación de la R1200GS, un icono entre los amantes de la marca alemana desde su nacimiento en 1980 y una de las motos más vendidas de Europa, BMW actualiza su buque insignia maxi trail para adaptar esta mecánica a la obligatoria normativa anticontaminación Euro 4, aprovechando también para ofrecer más equipamiento opcional y packs de accesorios. Así, la BMW R1200GS sigue confiando en una mecánica bicilíndrica boxer de 1.170 cc refrigerada por agua, ahora con nuevo convertidor catalítico y electrónica ajustada con la que se declarada la misma potencia que antes: 125 CV a 7.750 rpm.

Sin duda, el plato fuerte para este año es la versión con acabado Ride (Rallye en el resto de Europa), el de nuestra protagonista, un pack de accesorios específico que añade 665.36 € a los 16.960 € de la versión estándar y que está enfocado a los usuarios más endureros. Pudimos verla por primera vez en la pasada edición del EICMA de Milán y se diferencia de la normal en la adopción de parabrisas deportivo corto, llantas de radios (admiten neumáticos con cámara), asiento monoplaza, motor/cardan en color negro, pinzas de freno doradas, protectores de chasis/radiador, reposapiés de sierra anchos y decoración especial Azul Lupino Metalizado. Los neumáticos de tacos Continental TKC 80 Twinduro se pueden montar de origen en lugar de los habituales mixtos y nuestra unidad de pruebas incluía también Dymanic ESA NG, modos de conducción Pro (Dynamic y Enduro), control de tracción DTC, control de velocidad, cubremanetas y preinstalación para navegador entre otras “chuches”.

Con esta versión, BMW pretende recuperar esa filosofía “campera” perdida en los últimos años a favor de las maxi trail asfálticas que, en la mayoría de casos, han desbancado a las grandes ruteras de toda la vida. Hasta ahora, la R1200GS Adventure también jugaba un marcado rol off road pero por concepto, prestaciones y dimensiones es mucho menos deportiva que la nueva Ride. Ducati Multistrada 1200 Enduro, KTM 1290 Super Adventure S y Triumph Tiger Explorer XCA se postulan como máximas rivales, dejando aparte monturas que se sitúan un escalón por encima en conducción off road pura como la Honda CRF1000L Africa Twin gracias a su concepto y llanta delantera de 21”.

La vasta sierra aragonesa fue el escenario ideal para testar a fondo la BMW R1200GS Ride 2017, un enclave puro de pistas y tierra con base de operaciones en el Centro de ocio/aventura Tardienta Monegros dirigido por José Manuel, alguien a quien merece la pena conocer.

La BMW R1200GS Ride con compañía

Feeling Pro

Aunque hay dos asientos opcionales más bajos, cualquier maxi trail que se precie agradece de conductores altos, una situación que cobra más importancia si vas a rodar siempre por pistas de tierra. La R1200GS Ride es una moto alta y, con la suspensión electrónica semiactiva (opcional) incluida la moto no se hunde en parado, por lo que debes familiarizarte con ellas antes de emprender una ruta off road si nunca lo has hecho antes. Cursillos de conducción con monitores especializados en estas lides es altamente recomendable si quieres probar de verdad a salirte del asfalto con una megamoto como esta.

De serie, la BMW R1200GS incluye dos modos de conducción (Rain y Road) pero para hacer hard-trail del bueno es aconsejable montar el Pack Dinámico y disfrutar de los modos de conducción PRO adicionales, sobre todo en Enduro. La entrega de potencia es más progresiva, el control de tracción interviene lo justo y el tarado de suspensión se adapta a los requerimientos camperos. En este sentido, en carretera te otorgan un plus de confianza y seguridad excepcionales, máxime teniendo en cuenta que la última evolución de la suspensión ESA III cuenta con regulación de precarga automática eliminando el tener que parar para regularla en conductor/conductor+carga/dos ocupantes como ocurría hasta ahora. Si bien esta suspensión funciona de cine en carretera y técnicamente va de lujo, tras realizar una conducción off road fuerte y unida al siempre peculiar Telelever, prefiero el rendimiento de una horquilla invertida convencional. Aunque ya estamos acostumbrados al tren delantero alternativo de BMW, el feeling y la información de una horquilla de toda la vida con un tarado correcto es superior y te ayudará a ir más cómodo.

Los neumáticos de tacos son esenciales a la hora de exprimir el potencial off road de la BMW R1200GS Ride

Uno de los puntos más sorprendentes de esta BMW R1200GS Ride es el funcionamiento del control de tracción DTC y el ABS Pro: ¡apenas se notan! Puedes deslizar controladamente sin esos desagradables cortes de encendido del antiguo sistema ASC y frenar sin miedo a irte largo como en los ABS de antaño. Si eres de los que te gusta controlar el 100% de las reacciones de tu moto, también puedes desconectar ambos y “soltarte la melena”, aunque siempre hay que tener en mente que ruedas muy rápido con una moto de 244 kg en orden de marcha, con las altas inercias y transferencias de pesos (minimizadas por efecto de la suspensión, eso sí) que conlleva.

Regulando adecuadamente el manillar para circular de pie y apoyándote con solvencia en sus estriberas anchas controlas perfectamente esta boxer, apretando tus piernas contra el depósito y manejándola a tu antojo. Los cilindros no molestan a no ser que vayas a por notao y pretendas acometer estrechos y ratoneros senderos de enduro puro. Por otro lado, la frenada está garantizada gracias a su equipo Brembo, con buen tacto y potencia.

BMW R1200GS Ride 2017 frente al hangar del Aeródromo Tardienta-Monegros

Packs opcionales

Paquete Dinámico (1.747,95 €)

  • DTC
  • Asistente de arranque en pendiente
  • Luces de LED
  • Asistente de cambio PRO
  • Modos de conducción PRO
  • Intermitentes LED blancos
  • ABS Pro

Paquete Confort (608,96 €)

  • Colector de escape cromado
  • Control de presión de los neumáticos RDC
  • Protectores de puños
  • Puños calefactables

Paquete Touring (1.883,27 €)

  • Dynamic ESA
  • Preparación para dispositivo GPS
  • Arranque confort
  • Soporte para maletas
  • Ordenador de a bordo Pro
  • Control de crucero

Lo más leido

Soymotero TV

Últimas motos

BMW CE 02 2024

BMW CE 02 2024

A1/AM | 8.400 € | 132 kg | 15 CV
Voge SR4 Max T 2024

Voge SR4 Max T 2024

A2 | 5.787 € | 213 kg | 34 CV a 7.500 rpm
BSA Gold Star 650 2024

BSA Gold Star 650 2024

A2 | 6.599 € | 213 kg | 45 CV