Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

Equipamiento homologado: evita daños, evita perder dinero y evitará multas

Todos tenemos clara la diferencia entre un casco homologado y uno que no lo está: sin certificación son menos seguros y nos pueden multar por llevarlos. Pero esto también se aplica a chaquetas, guantes, botas, pantalones… todo nuestro equipamiento.

Recuerdo cuando el casco no era ni obligatorio para montar en moto, cuando luego se hizo obligatorio sólo para carretera, y cuando por fin se hizo obligatorio en cualquier situación. Incluso entonces, hará poco menos de 30 años, se permitió que en los ciclomotores se usaran cascos de inferior calidad (“certificados” con una laxa norma nacional en lugar de “homologados”). Aquello lo provocaron las presiones de los fabricantes (entonces todavía nacionales en su mayoría) pues según ellos de otro modo las ventas de ciclomotores iban a resentirse demasiado… La perspectiva actual es bien diferente, aparte de que ya no se fabrican ni venden aquí cientos de miles de ciclomotores al año. No sólo usa casco la inmensa mayoría de motoristas en cualquier situación, sino que también la mayoría tiene claro que no vale “cualquier casco”. Debe tener su etiqueta de homologación para que, llegado el caso, no sólo evites la multa, sino que te salve la vida.

Equipamiento seguro para moto

Igual que el casco, la mayoría de motoristas sabe que el resto del equipamiento es importante para su seguridad. Unos se lo toman menos en serio que otros, sobre todo en verano, pero si les preguntas a los que van “desnudos“… todos tienen claro que la protección es importante (igual que quien todavía fuma sabe que es dañino). Es nuestra seguridad pasiva o la que interviene cuando el accidente ocurre, porque no tenemos ni carrocería, ni airbags (bueno, de esos alguno sí, pero pocos). Pero la realidad es que, por sorprendente que te parezca y cascos aparte, el resto del equipamiento motorista no ha tenido auténticos estándares de calidad hasta hace muy poco.

Incluso los que van en pantalón corto saben que el equipamiento forma parte de la protección del motorista.

Sí, existían procedimientos y certificaciones concretas, por ejemplo para protecciones. Pero muchas chaquetas (por ejemplo) con la leyenda dotada de protecciones homologadas … sólo decían eso: que sus protecciones internas estaban homologadas. El resto, no tenía por qué: tejido, costuras, etcétera podrían no aguantar más que una caída leve o ni eso. Y tampoco había una ley que prohibiera llevar, ni vender, prendas de cualquier tipo en moto. ¿Cuántas veces has mirado bien la etiqueta de tu chaqueta o tus guantes? Incluso mirándola, podrías llevarte la impresión equivocada: podría indicar que lleva como dije protecciones homologadas, pero que el resto no está probado.

Equipamiento seguro para moto

Antes del verano esto ha cambiado porque en abril ha entrado en vigor una nueva normativa para que a partir de ahora exista una homologación europea que laboratorios independientes sean capaces de verificar o hacer cumplir. Todo esto es algo complicado y le dedicaremos un próximo artículo, pero quédate con esta idea: hasta ahora prácticamente cualquiera podía vender prendas como “protectoras para ir en moto” sin que fueran realmente seguras, y poco a poco esto cambiará y sólo los trajes de agua (los finos de uso exterior sobre otras prendas) se librarán de las pruebas y normas. Pasar estas pruebas no es barato (en coste y tiempo) y desgraciadamente los precios de la ropa de calidad subirá… algo que los gobiernos deberían compensar dejándolas extentas de IVA, o por lo menos con éste reducido.

Todos sabemos lo importante de llevar un casco bueno y homologado: lo mismo se aplica al resto del equipamiento

Porque, además del ya obligatorio casco, el siguiente paso será (una vez bien definido lo que es una prenda segura) hacer algunas de ellas obligatorias. Y si nos obligan a llevarlo, lo suyo sería que nos ayudaran ¿no?. Este 20 de noviembre se cumplen dos años de la entrada en vigor, en Francia, de la obligación de llevar guantes en moto además de casco. Pero, igual que el casco no puede ser “cualquiera”, los guantes tampoco: deben estar homologados. Francia tiene por cierto una reglamentación bastante avanzada (y estricta) en este asunto: el casco no sólo debe ser homologado sino que la ley obliga a llevarlo de la talla correcta, abrochado fuerte (no suelto) y con adhesivos reflectantes en los cuatro lados. El pasajero, igual, y un fallo en algún aspecto puede implicar una multa. En cuanto a los guantes, deben ser como comentaba homologados para su uso en moto (también para el pasajero).

Equipamiento seguro para moto

La importancia de todo esto no se queda sólo en la decisión personal de ir mejor o peor protegido, o en evitar una multa, incluso antes de una posible llegada de una ley que nos obligue. La reciente noticia de que las aseguradoras pueden rebajar mucho una indemnización en caso de accidente si la víctima (motorista) no llevaba prendas protectoras, ha causado no poco revuelo. Cuidado que es muy importante: incluso en el caso de un accidente en el que no seamos culpables (son dos de cada tres cuando interviene otro vehículo según las estadísticas), podrían recortarnos la indemnización a cobrar por los daños sufridos hasta un 75 por ciento, si en el momento del siniestro no llevábamos el equipamiento adecuado de protección. No es sólo que quienes van en moto con pantalón corto o camiseta se exponen a graves daños, es que además les negarán gran parte de la indemnización precisamente por haber elegido ir sobre dos ruedas con tan poca protección. Otro motivo, por si hacía falta, para equiparse siempre lo mejor posible en moto.

Lo último

Lo más leído