Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

Vanguard Roadster, diseño monolítico en aluminio

Fotos: FXE Industries
En el Salón de la Moto de Nueva York que se celebrará este próximo fin de semana habrá algunas novedades interesantes, siendo la que más ha dado que hablar estos días la Vanguard Roadster, un modelo monolítico con un uso masivo del aluminio y soluciones de lo más llamativas.

Posiblemente algunos de nuestros lectores a los que les guste los diseños de motocicletas americanas habrán notado cierto parecido entre la Vanguard Roadster y los últimos modelos presentados por Confederate. Y es que dos de sus creadores han trabajado con ellos: el diseñador Edward Jabobs y el CEO Francois-Xavier Terny.

Es una motocicleta difícil de catalogar porque mientras por un lado se ha intentado minimizar al máximo los elementos, incluso integrando algunos, el uso masivo de aluminio mecanizado hace que el aspecto del conjunto se muestre masivo y monolítico.

Vanguard Roadster - 3/4 del derecha

El motor, un S&S en V a 56º de casi dos litros de cilindrada es parte estructural de la moto. A su alrededor se integra en el diseño un chasis tipo cuna. Por toda la moto se pueden observar cómo se han dejado elementos móviles a la vista, una solución ya vista también en las Confederate.

La tija es muy llamativa pues abraza a la horquilla de tal forma que acaban unidas tanto la superior como la inferior mediante un total de ocho tornillos por barra. Encima, semimanillares y una instrumentación LCD ubicada en la parte superior del depósito, con un total de 21 litros y confeccionado en fibra de carbono.

Vanguard Roadster - Roadster

Otra de las soluciones que llama la atención es el escape, con doble salida integrada en el colín al que llega después de un recorrido que ha sido completamente ubicado de forma que quede oculto a la vista. En el colín también se integra una cámara que sustituye a los retrovisores habituales.

De igual forma, el basculante monobrazo incorpora en su interior la transmisión por cardán así como la suspensión (Öhlins en ambos trenes). Para el equipo de frenos también se ha confiado en una marca de renombre como Brembo.

Vanguard Roadster - Suspensión

El modelo definitivo (las fotos son del prototipo) se podrá ver en el Salón de la Moto de Nueva York y se pondrá a la venta por un precio un poco por debajo de los 30.000 dólares, algo más de 28.000 euros al cambio.

Lo último

Lo más leído