Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

¿Sabes cuántos impuestos pagas al comprar tu moto?

Respuesta rápida: sí, pagamos muchos impuestos
Fotos: Marcas
Todos sabemos que al comprar una moto nueva vamos a tener que hacer frente, además de a su coste, a una serie de impuestos ¿pero sabes cuántos impuestos pagas al comprar tu moto? Seguro que no te parecen pocos...

Estrenar una moto es un proceso que lleva tiempo: encuentras la moto que buscas, calculas si puedes pagarla y cómo, revisas lo que te va a costar el seguro… y es tal la ilusión que nos genera que hay algunas cosas de las que no nos percatamos. Una de ellas es el tema de los impuestos, a los que tenemos que hacer frente Y ya te adelantamos que no son pocos tanto al comprarla como, posteriormente, al mantenerla. Algunos gravan directamente a la moto, otros a elementos indispensables para su funcionamiento.

Empecemos con el impuesto que todos, absolutamente todos, vamos a pagar al comprar una moto ya la queramos para usarla en la calle, en el circuito o dejarla guardada en su caja: el IVA. El impuesto sobre el valor añadido supone un incremento del 21% al ser considerado como un producto general y no de primera necesidad. Por tanto todos los vehículos (siempre y cuándo no se tengan discapacidades por las que obtener ayudas) tributarán ese IVA, con el cual el estado recaudó en 2019 más de 4.877 millones de euros.

Las motos nuevas cuentan con varios impuestos directos y otros indirectos

Si vamos a usar la moto en la calle y no es solamente para su uso en circuito o exposición, habrá que matricularla y es en ese punto donde llega un nuevo impuesto, el de matriculación. Está igualmente regulado por la Agencia Triburaria , aunque cada Comunidad Autónoma tiene potestad de modificarlo y, como podrás imaginar, las que lo han modificado ha sido al alza.

El siguiente impuesto también es inevitable, siempre y cuando vayamos a usar la moto, y es el impuesto de hidrocarburos, pues se aplica a toda el combustible que se consume. En cierto modo no nos obligan a pagarlo según compramos la moto, pero en el momento que la sacas del concesionario y llenas el depósito ¡ahí lo llevas!

Tienda de motos

Tampoco se paga al comprar la moto en el concesionario pero es inevitable pagarlo para sacarla de él, y son los impuestos que gravan las primas de seguro y que implica un 8% sobre su valor, tanto al hacerla como cada vez que se renueve.

Por si todos estos impuestos fueran pocos, algunas comunidades autónomas tienen un impuesto extra a los hidrocarburos, el llamado en su día “céntimo sanitario” que en Catalunya, por ejemplo, supone 4,8 céntimos por litro.

Además, tenemos luego todos los impuestos como el de circulación o los que se pagan con la ITV, las revisiones, recambios… que irán llegando a lo largo de la vida útil de la moto.

Para acabar, consejo gratuito que te damos: ni se te ocurra hacer un Excel con todo los gastos…

Lo último

Lo más leído