Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

Raúl Fernández regala a su padre su Triumph Street Triple RS

El premio del Triumph Triple Trophy
Fotos: Triumph
El piloto español Raúl Fernández se hizo con el Triumph Triple Trophy al piloto más completo en la temporada 2021 de Moto2. Y ahora ha decidido regalar a su padre el premio de ese trofeo, una Triumph Street Triple RS personalizada.

Durante la temporada 2021 de Moto2, Triumph organizó la segunda edición de su Triumph Triple Trophy (TTT), el cual otorga puntos a los pilotos por conseguir la máxima velocidad cada fin de semana, llevarse la pole position y conseguir la vuelta rápida de la carrera. El ganador de este otro campeonato por el madrileño Raúl Fernández, quien estuvo en la lucha por el título de Campeón del Mundo hasta el final de la temporada. El de San Martín de la Vega ha querido agradecer el esfuerzo y apoyo constante a la persona que ha hecho posible que esté presente en el Campeonato del Mundo de MotoGP: su padre. Y por eso es a él a quien ha regalado la Triumph Street Triple RS otorgada por la firma británica como ganador del trofeo.

Raúl Fernández 'desenvuelve' su regalo

Tras ganar el trofeo, Fernández solo tenía que elegir dónde recoger su premio. Y fue el concesionario oficial de Triumph Madrid Sur en X-Madrid el lugar elegido para recoger su Street Triple RS, como ganador del Triumph Triple Trophy 2021. Pero no será el madrileño quien conduzca esta moto de Triumph, al menos no de manera habitual. Raúl Fernández tenía muy claro desde el comienzo de la temporada que quería hacerse con el TTT y regalar el premio a su padre

Raúl ha querido agradecer el gran esfuerzo que su padre ha hecho desde el inicio de su carrera profesional para que él haya podido llegar hasta donde está. Eso sí, Juan Carlos, el padre de Raúl, que vendió su moto con la que disfrutaba en concentraciones y viajando a los Grandes Premios para centrarse en la carrera de sus hijos, tenía muy claro que quería llevarse esa Street Triple RS. 

Juan Carlos, padre de Raúl, con la Triumph Street Triple RS

Esto es un regalo para mi padre”, cuenta Raúl Fernández, “que todo el año ha estado diciéndome ‘solo te voy a pedir una cosa, me tienes que dar la Triumph, intenta conseguirla hasta el final’, y cuando me puse primero (en el TTT) me dijo ‘ya no la sueltes… hasta el final, que la moto es para mí…’ ”.

El de San Martín de la Vega ha querido romper una lanza en favor de su equipo, pues considera que convertirse en el piloto más completo de la temporada no es labor de una sola persona: “si no hubiera apretado la rueda el que tenía que apretarla en el momento justo, no hubiera salido a hacer la pole… o si no hubiera tenido la moto como para sentirme bien encima de ella, no podría haber hecho la vuelta rápida… Esto es un equipo y es trabajo de todos”.

Detalle del tren delantero de la Triumph Street Triple RS

Saldré con ella a dar una vuelta de vez en cuando, cuando se pueda, pero la quiero cuidar, porque es un regalo y un recuerdo que quiero conservar. Sé que es la única que hay en el mundo con esta decoración, así que no la voy a meter a circuito ni nada de eso, la queremos guardar”, comentó Juan Carlos una vez su hijo le entregó la moto en lo que fue un momento repleto de emociones y caras sonrientes por parte de toda la familia.

La Triumph Street Triple RS es una naked con un tricilíndrico de 765cc, un modelo que alcanza los 123 CV y 79 Nm de par motor. Además, incluye componentes de alta calidad de marcas como Showa, Öhlins y Brembo. La edición del premio es exclusiva por su decoración conmemorativa del Triumph Triple Trophy 2021, creada especialmente en el departamento de personalización y pintura de la fábrica de Hinckley.

Lo último

Lo más leído