Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

¿Qué casco de moto me compro?

¿Qué casco es mejor para cada tipo de moto?
Fotos: Marcas
Afortunadamente ya hace tiempo que no se usa el casco sólo porque sea obligatorio, sino porque es un elemento que salva vidas, pero ¿llevas el mejor casco posible? Repasamos las opciones, los tipos, los pros y los contras.

Igual que comprarse una moto es un momento especial, también lo es el momento en el que compras un casco de moto. Es el elemento de seguridad pasiva más importarte y, por el momento, el único obligatorio cuando vas en moto en España. Al fin y al cabo el casco va a cuidar de ti durante su vida útil (no, los cascos no duran para siempre) ,y es importante que sepas elegir el que mejor te viene.

No nos referimos a tallas, tampoco a colores, nos referimos a qué tipos de cascos existen, cuál es el uso para el que fueron diseñado y cuáles son sus pros y sus contras. Para empezar te vamos a resumir las cuatro grandes familias: jet, integral, modular y off-road (con y sin pantalla).

Casco de moto tipo jet

Casco jet de moto: pros y contras

Podríamos afirmar que un casco jet es lo mínimo que podemos llevar puestos para evitar que nos multen. Este tipo de cascos dejan nuestra cara al descubierto y a la vez tienen dos familias: jet y demi-jet, que cubren más o menos la base del cráneo. Su uso habitual es en ciudad.

Su punto fuerte es que dejan la cara al descubierto, lo cual da una mayor sensación de libertad al estar en contacto directo con el viento. También permiten un mayor campo de visión (periférica), y se percibe mejor el sonido de todo lo que nos rodea. Podríamos decir que la seguridad activa es mayor, porque nos es más fácil percibir una situación de peligro tanto por el sentido de la vista como por el oído.

Pero también su punto débil es que dejan la cara al descubierto… por tanto en caso de que nos caigamos y nuestra cabeza vaya en dirección al asfalto las posibilidades de que acabemos dando con ella contra el suelo son altas. Además, en caso de una colisión no nos protegerá la cara de un impacto contra la moto o cualquier otro elemento en la zona de la cara y la barbilla. Tampoco protege la zona de posibles impactos de insectos u otros elementos cuando estamos en marcha. Su protección pasiva, por lo tanto, es inferior.

En función del casco que compremos puede que lleve una pantalla más larga que nos quite algo de viento en la cara, los hay más sofisticados con pantalla solar escamoteable, entradas y salidas de aire… y es que un casco jet no tiene por qué ser un casco simple y barato.

Casco de moto tipo integral

Casco integral de moto: pros y contras

Es, sin lugar a dudas, es casco de más seguro que uno puede usar. Se encarga de proteger toda la cabeza y evitará que la parte delantera de la misma acabe deslizando por el suelo ¿se te ocurre un mejor pro que ese?

Por contra para algunos son incómodos y dicen sentirse agobiados, algo que es más cuestión de percepción que de realidad y es que si el casco es de tu talla no deberías tener mayor problema. Es cierto que reducen el campo de visión, pero para minimizarlo hay que llevarlo correctamente colocado (sin calar).

Lo que sí puede ser un poco más incordio es que si no tiene la ventilación correcta (o carece de ella) sí puedes pasar más calor en marcha de lo que pasarías con un casco jet. Igualmente dependerá de nuestro presupuesto el optar por un casco tope de gama o uno más económico.

Casco de moto tipo modular

Casco modular de moto: pros y contras

Ni una cosa ni la contraria, así son los cascos modulares. Se trata de unos cascos que en apariencia son integrales, pero que integran un mecanismo por el cual la parte de la mentonera se levanta y nos deja la cara al aire. Su ventaja es la polivalencia y son especialmente cómodos para hacer recados sin tener que quitarse el casco. Eso sí, hay que tener en cuenta que no todos los cascos modulares pueden usarse abiertos ,y para ello debe tener la homologación pertinente. De lo contrario únicamente podrás usarlo cerrado, pues no sólo te podrían multar sino que en caso de caída, la mentonera podría causarte serias lesiones en el cuello (además de llevar la cara al descubierto).

En cuanto a los contras, el principal es que el sistema de herrajes que lleva integrado para que se pueda abrir o cerrar, hace que el peso del casco aumente notablemente frente a uno que fuese de las mismas características, pero integral.

Casco de moto tipo motocross

Cascos de off road: pros y contras

En el mundo del off road hay muchas disciplinas e incluso hay cascos que se utilizan específicamente sólo en ella, como el caso de los cascos de trial. Dicho esto vamos a diferenciar  las dos grandes familias de cascos off road: los de motocross y enduro y los de corte trail. ¿En qué se diferencian? Los de motocross requieren del uso de gafas para proteger los ojos, y son bastante más sencillos y ligeros, diseñados para resistir las inclemencias a las que se les somete en el campo. Las tomas de aire son amplias y se busca efectividad. El contra de estos cascos es que realmente no son especialmente prácticos si no se destinan a su uso.

Por otro lado los cascos de corte trail nos ofrecen un paso intermedio entre un integral y uno de campo, con una estética parecida al segundo y una usabilidad más cercana a la del primero. Quizás su punto fuerte sea la versatilidad, aunque su punto a mejorar sea que esa versatilidad hace que realmente no termine de ser un casco ni de off road ni de carretera. A alta velocidad son más ruidosos, y hay que tener cuidado con la visera y el posible “efecto vela”, que puede hacer que se mueva más o cargue más los hombros.

Ahora ya sabes, elige bien la talla, abróchalo correctamente y ¡a disfrutar de tu nuevo casco!

Lo último

Lo más leído