[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

Yamaha fabricó un motor con 7 válvulas para intentar frenar a Honda. No funcionó, pero sigue siendo increíble

La marca finalmente instauró la culata de 20 válvulas
Fotos: Driver's Hub
A finales de los 70 las monturas 2T reinaban en el Mundial de Motociclismo, aunque Yamaha ya experimentaba con una mecánica dotada de 7 válvulas por cilindro, a la par que Honda hacía lo propio con su legendaria Honda NR500 de 32 válvulas.
Publicidad

El mundo de las dos ruedas está plagado de historias fascinantes, como por ejemplo la del que podría haber sido el primer motor de la historia con 7 válvulas por cilindro, cuatro de admisión y tres de escape. Un hito que estuvo al alcance de Yamaha a finales de los 70, en aras de encontrar una alternativa eficiente a la que por aquel entonces parecía iba a ser la Honda NR500.

De algún modo esta mecánica tetracilíndrica con 7 válvulas por cilindro se convirtió en el germen de lo que, posteriormente, se transformaría en el famoso motor Génesis de 20 válvulas con el que la firma nipona equipó a motocicletas tan icónicas como la Yamaha FZR1000R, de la que os aconsejamos os leáis nuestra Retroprueba Old School.

Yamaha, y su motor con 7 válvulas por cilindro, la alternativa para intentar frenar a la NR500 de Honda

El desarrollo del motor con 7 válvulas por cilindro

La idea empezó a fraguarse cuando se barajó la posibilidad de equipar a las motocicletas de la época con motores de cuatro tiempos, que ofrecieran unas prestaciones similares a las que proporcionaban las mecánicas de dos tiempos. Con la llegada de la XS 650 a principios de los años 70, Yamaha dio sus primeros pasos hacia este objetivo.

Sin embargo, su máximo rival en competición, Honda, ya trabajaba en un proyecto realmente interesante basado en una mecánica de cuatro cilindros y culata de 32 válvulas. Posteriormente, la marca terminaría empleándola en su NR500, aunque no con el resultado esperado, tal y como os detallamos en el especial 45 años del motor V4 de Honda: “El poder de los sueños”.

Yamaha, y su motor con 7 válvulas por cilindro, la alternativa para intentar frenar a la NR500 de Honda

Para 1977 Yamaha presentaba en el Tokio Motor Show parte de aquellas investigaciones. Entre otras, la Yamaha YZF-R1 1000 (0W34), una deportiva basada en la TZ750 de competición que montaba un motor de 4 cilindros en V a 90º refrigerados por agua y culata de 16 válvulas. Su motor era el resultado principalmente de las diversas investigaciones de la marca en el área de la admisión y escape de las culatas del motor, en las que trabajaron con prototipos de 6 y 7 válvulas por cilindro.

Una de las finalidades era su uso dentro del mundial de motociclismo. Es por ello que estos motores tenían una cilindrada de 500 cc, para poder utilizarse en la categoría reina. En el caso particular del prototipo de 7 válvulas por cilindro, este podía llegar a girar a 20.000 rpm y entregaba una potencia de 125 cv a 18.000 rpm. Tanto la YZR 1000 como los diversos prototipos de motores creados, nunca llegaron a utilizarse.

Yamaha, y su motor con 7 válvulas por cilindro, la alternativa para intentar frenar a la NR500 de Honda

De algún modo, la marca se vio forzada a rebatir los argumentos de Honda y su NR500 de 1979, aunque Yamaha nunca tuviera la intención de trasladar sus adelantos tecnológicos a la pista. El resultado obtenido con sus motores 2T en competición era más que suficiente para mantenerla en el candelero deportivo.

Sin embargo, sus amplias investigaciones en esta materia evolucionaron hasta convertirse finalmente en la Yamaha FZ 750 de 1985, con su motor dotado de tecnología Génesis con cilindros inclinados a 45º y culatas de 5 válvulas por cilindro, que indudablemente supuso una nueva era para Yamaha.

Yamaha, y su motor con 7 válvulas por cilindro, la alternativa para intentar frenar a la NR500 de Honda

Lo último

Lo más leído