Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

La ITV para motos se endurece

Fotos: SMN
Hace algunas semanas y de cara a 2018, el Gobierno reformaba la normativa concerniente a las ITV. A priori los cambios no afectaban e incluso favorecía, en ciertos aspectos, a las motocicletas. Pero como ya hemos visto en otras ocasiones, no es oro todo lo que reluce y de prisa y corriendo han introducido más cambios que sí nos repercuten.

EDITADO 29/12/2017: Muchos descubristeis a la primera que se trataba de una broma por el día de los inocentes. Aún así, otros tantos no lo pillaron al vuelo. En cualquier caso, esperamos que os divirtiera y, sobre todo, que no de pistas de cara a nuevas normativas…

Hasta el momento estas eran las nuevas normas aprobadas. Rercordemos que se permitiría pasar la ITV en otra estación cuando esta fuese desfavorable y que aunque solicitásemos la inspección antes de que caducase, se mantendría la fecha sin perder días.

Pero con la proliferación de motos transformadas y sin homologación que circulan por las carreteras, el Gobierno ha decidido acabar con la picaresca de no puedo pasar la aspiradora cariño que tengo que poner todas las piezas a la moto que toca ITV.

¿Y cuál ha sido la gran idea que han aprobado y van a poner en marcha? Pues marcar aquellas piezas susceptibles de ser cambiadas para que tanto en la propia ITV como la Guardia Civil puedan comprobar si son o no equipamiento original de la moto.

Todavía no ha sido publicada la lista definitiva porque como suele ser habitual, no se ha consultado a un ingeniero versado en la materia sino que seguramente han contratado al cuñado de alguien que transforma motos en sus ratos libres y se las sabe todas. Pero no es difícil imaginar que el escape, retrovisores, manillar, horquilla, bomba de freno, pinzas y latiguillos entrarán dentro de este listado.

Moto en ITV

Para su control se ha decidido utilizar técnicas similares a las de la competición. En un principio se había valorado derretir cera sobre la pieza y dar anillos de poder a los inspectores de la ITV, con el que lacrar. Pero como no se puede fumar en los espacios de trabajo, estarían todo el día pidiendo el mechero al ingeniero y este no podría contestar amablemente las consultas populares.

Así que finalmente se recurrirá a la colocación de adhesivos que una vez pegados no pueden retirarse sin que se rompan. De esta forma se puede ver, a simple vista, si el propietario ha hecho alguna modificación a la moto no permitida. En caso de que por accidente o avería, debamos sustituir o colocar algún recambio, deberemos luego acudir a la ITV para volver a marcar las piezas correspondientes. Por supuesto, supondrá un coste añadido.

Las pegatinas se colocarán de tal forma que unan la pieza con otra parte fija de la moto como el chasis, garantizando así que no se intercambien antes o después de la Inspección Técnica de Vehículos. Si sois fanáticos de las barbas, los asientos de pan de chapata y las ruedas de tacos para atravesar el césped del chalet antes de llegar a la carretera, esta noticia os afecta.

La normativa se hará efectiva el 1 de enero 2018 y se irá implantando a medida que las motos vayan pasando la ITV con lo que a 31 de diciembre de 2019, todas las motos estarán controladas. De esta forma y como decíamos, la Guardia Civil podrá establecer controles adicionales a los que ya realiza a las motos, cotejando la legalidad de las mismas y haciendo desaparecer la expresión armada hasta los dientes del castellano.

Podéis encontrar más información al respecto en el BOE publicado a fecha de hoy.

Relacionados

Lo último

Lo más leído