Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

¿Ir al Ring en una KTM 1290 Super Adventure R? Así no…

Pudo tener consecuencias fatales
Fotos: SMN
Ir con una moto pensada para hacer offroad a dar una vuelta en Nurburgring "a fuego" no es una buena idea. Como vemos en el vídeo, acaba con el protagonista en el hospital, aunque podría haber sido mucho peor.

Quizás sea la meca más para los apasionados a los coches que a las motos, pero rodar en Nurburgring es un «must have» que cualquier petrolhead debería tener en su libro de «cosas que hacer antes de morir». Pero si no eliges el momento o la montura adecuada, puede ser lo último que hagas. Y eso no mola nada.

El protagonista de este vídeo decidió el año pasado hacerse una tanda en el Ring con una KTM 1290 Super Adventure R. No vamos a poner en tela de juicio las capacidades del conductor, pero sí las de una moto que ni por suspensiones ni por neumáticos está pensada para ir rápido y durante muchos kilómetros en un circuito de asfalto. Y las consecuencias, se pagan.

Tras negociar una curva a derechas y cuando abre gas por encima de 100 km/h, el agarre del neumático trasero dice basta. No sabemos si llevaba el control de tracción activado, pero como le ocurrió a Márquez, un neumático pasado de temperatura tiene un comportamiento irregular y por lo tanto no hace milagros.

El problema además de rodar en el Ring es que no hay escapatorias sino dobles o tripes guardarraíles. El resultado son unas cuantas semanas en el hospital por roturas varias de huesos, y seguramente una avería interesante que reparar además de pagar los costes de haber tenido que cerrar el circuito para atenderle, que no es barato precisamente.

No, no fue la mejor elección…

Relacionados

Lo último

Lo más leído