Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

Indian «Spirit of Munro»: reina de la velocidad

Fotos: Indian
Con este espectacular modelo, que equipa el nuevo motor Thunder Stroke 111, Indian rinde un homenaje a la legendaria moto con la que el neozelandés Burt Munro batió varios récords de velocidad a finales de lo '60 en el mítico lago salado de Bonneville (Utah).

Esta claro que la adquisición de Indian por parte del grupo Polaris le está sentando muy bien a la mítica marca norteamericana, que llevaba demasiado tiempo dormida para desgracia de sus apasionados.

Si la pasada presentación de su nuevo motor, el Thunder Stroke 111, es una gran noticia y una fuerte apuesta de futuro, la puesta en largo del prototipo Spirit of Munro en la reciente Daytona Speed Week equipando el nuevo propulsor de Indian es todo un guiño para los más nostálgicos. Ya que es un excelente tributo a la Munro Special, la Indian Scout 1920 con la que Burt Munro logró batir en 1967 el récord de velocidad en el lago salado de Bonneville, USA. Muchos de nosotros recordamos esta gesta gracias a la película “La Indian más rápida del mundo” protagonizada por Anthony Hopkins.

Jeb Scolman, de Jeb’s Metal and Speed, es el responsable de su realización. Todos sus componentes han sido realizados con un único propósito, correr lo máximo posible. Sus sistemas de admisión y escape exclusivos se encargan de sacar toda la potencia a su motor. La carrocería, totalmente de aluminio, se fabricó a mano usando técnicas y herramientas tradicionales…

«Los chicos de Indian Motorcycle llamaron para preguntar si estaría dispuesto a tomar parte en este histórico acontecimiento, me falto tiempo para decir que sí. Hemos construido la Spirit of Munro en solo tres meses de inacabables días de trabajo. La agenda era brutal, pero el formar parte del relanzamiento de esta marca y poder dar a los fans de Indian Motorcycle una nueva pieza histórica de esta auténtica Americana hizo que valiera la pena el esfuerzo».

Sobre Burt Munro…

Herbert J. “Burt” Munro (1899 – 1978), natural de Invercargill (Nueva Zelanda) compró una Indian Twin Scout en 1920 por 50 libras. Fue la moto de su vida, ya que la evolucionó contantemente en busca de más velocidad. Los pistones, las cabezas de los cilindros o el embrague estaban fabricados por él mismo en su garaje, utilizando incluso latas de conservas como materia prima.

Con 68 años viajó desde Invercargill hasta el Lago Salado de Bonneville para participar en la “Semana de la Velocidad” anual. A pesar de no estar inscrito logró superar las barreras burocráticas y consiguió una plusmarca de velocidad de motocicletas de menos de 1.000 cc nunca vista a día de hoy.

  • En 1962 situó la plusmarca en 288 km/h con su motor modificado a 850 cc.
  • En 1967 su motor fue modificado hasta los 950 cc y situó la plusmarca en 295,44 km/h. Para clasificarse hizo una carrera de una sola dirección a 305,96 km/h, la máxima velocidad a la que oficialmente se ha registrado una Indian. Volvió unas nueve veces y su plusmarca de 1967 en motos de menos de 1000 cc aún no se ha superado.
  • En 2005 se presentó la película Burt Munro: Un sueño, una leyenda (el título original es The world’s fastest Indian), protagonizada por Anthony Hopkins y dirigida por Roger Donaldson, sobre la gesta de este neozelandés.

Lo último

Lo más leído