Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

Honda ATC 90: el nacimiento de los ATV, visto desde 1970

Fotos: TwoWheels+
Honda USA estaba preocupada por la caída ventas de motos durante los meses de invierno, así que llamaron a Japón para que les dieran una solución al problema y… de rebote, nacieron los ATV.

¿Qué es esto? No es de extrañar que Honda encabezara así la publicidad de su ATC 90 de 1970, un vehículo de tres ruedas que no se parecía a nada visto anteriormente. 43 años después, se considera de forma bastante unánime como el nacimiento de los ATV.

El desarrollo de este particular triciclo se inició en 1967, de la mano del ingeniero Osamu Takeuchi, cuando Honda América planteó a Japón la creación de un vehículo totalmente nuevo que pudieran comercializar cuando las ventas de motos convencionales caían durante el periodo invernal.

Takeuchi comenzó a trabajar con configuraciones de dos, tres, cuatro, cinco y hasta seis ruedas. La idea era que el US90 fuera capaz de lidiar con todo tipo de superficies resbaladizas, desde la nieve al barro pasando por la arena, con una mayor estabilidad y maniobrabilidad que cualquier vehículo de dos ruedas.

El monocilíndrico de 89 cc y 4 tiempos que entregaba 7 CV a 8.500 rpm a través de una transmisión automática de cuatro velocidades fue inicialmente heredado de la Honda ST 70. Las dos ruedas motrices traseras se mostraron desde el principio como una excelente solución a los propósitos del vehículo, aunque el mayor problema fue encontrar unos neumáticos que estuvieran a la altura de las circunstancias. Y ningún neumático conocido de moto era en absoluto una opción viable.

Por ello el proyecto no empezó a encarrilarse definitivamente hasta que aparecieron en escena los Amphi-Cat, una suerte de flotadores a baja presión montados sobre llantas de 20 pulgadas. De ellos se pasó a los neumáticos sobre llantas de 22 pulgadas del US90, que obligaron a darle un poco más de vida al motor de 70 cc de la ST70, incapaz de arrastrarlos.

Las imágenes muestran claramente la total ausencia de suspensiones, gentileza de los particulares neumáticos, que se encargaban de digerir las irregularidades del terreno por sí solos. Su baja presión de inflado también demostró que el US90 era capaz de circular sin excesivos problemas por superficies tan blandas que serían un verdadero problema no ya para cualquier moto, sino simplemente para una persona a pie.

El vehículo fue introducido en los Estados Unidos en 1969 con el nombre de US90, y posteriormente rebautizado como Al-Terrain Cycle 90 (ATC) en 1971. Su precio de salida era de 595 dólares, ninguna ganga.

Mención aparte merece la publicidad sobre su funcionamiento y usos, que demuestra que el ATC 90 fue concebido únicamente como vehículo de ocio: «Una moto difícil de transportar y de utilizar no es divertida. Pero el nuevo Honda ATC 90 es todo diversión. Cuando estés listo para despegar, un indicador de punto muerto te indica cuando no hay ninguna marcha engranada y es seguro arrancar. El carburador es ajustable, así que podrás mantener la eficiencia del motor en altitud».

Actualmente sorprende comprobar cómo lo que, en su día fue una propuesta claramente recreacional, tuviera tanta salida como rudo compañero de diferentes trabajos profesionales en el campo.

Relacionados

Lo último

Lo más leído