Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

Hacer un caballito te puede salir muy caro (10.000 euros de multa)

Nuevas medidas ya en vigor en Austria
El Gobierno asutriaco se toma muy en serio la seguridad vial y muestra de ello es la “criminalización” de los caballitos. Si estas vacaciones vas por allí ten cuidado, que la multa puede ser de hasta 10.000 euros.

Circular por la carretera (o por cualquier otro lugar) no es algo que podamos tomar a la ligera. De entrada debemos velar por nuestra seguridad y la de nuestro acompañante si es que lo llevamos, pero además somos responsables de cómo nuestras acciones pueden influir al resto. Lo hemos dicho muchas veces y no nos cansaremos de repetirlo: la carretera no es nuestra.

Es por eso que estamos en contra de quienes la usan de una manera egoísta poniendo en riesgo su vida, pero especialmente poniendo en riesgo al resto de usuarios que no tienen culpa ninguna de las acciones descerebradas de un tercero. Actualmente en España poner en riesgo al resto a través de acciones se considera conducción negligente o conducción temeraria. La primera está sancionada con 200 euros y sin pérdida de puntos y la segunda, con 500 y la retirada de seis puntos.

Caballitos, stoppies, piruetas... todos llevarán multa y confiscación de la moto

Pero hay otros países que se están tomando muy en serio la actitud de los usuarios de motos, y Austria es uno de ellos. El país centroeuropeo, que recordemos forma parte de la Unión Europea, acaba de poner en marcha nuevas medidas para acabar con ese tipo de actitudes potencialmente peligrosas y, especialmente, con los caballitos y otras maniobras del estilo.

Desconocemos los motivos que ha llevado a la toma de una decisión tan concreta, pero las medidas son claras y contundentes. Multas de hasta 10.000 euros y la moto confiscada durante tres días en caso de ser sorprendido haciendo caballitos, “stoppies” o cualquier otra maniobra del estilo.

Habrá que ver cómo funciona esta medida y qué tiene de diferente una vez puesta en marcha, pues realmente lo que hace es sancionar más ferozmente conductas que no eran legales. En cualquier caso Austria es de los países pioneros en este tipo de regulaciones y, como decíamos, está dentro de la Unión Europea por lo que tampoco sería de extrañar que otros países siguieran esta línea como ya está pasando con «la guerra al ruido».

Lo último

Lo más leído