Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

El scooter y la moda

Fotos: SMN
Con la popularización del scooter y la convalidación del permiso B para los conductores de automóviles, algunas marcas de moda y alta costura han llegado a ciertos acuerdos, tanto con fabricantes de motocicletas como de accesorios, para lanzar ediciones especiales conjuntas.

Ediciones especiales

Ir en moto ya no es sólo un medio de desplazamiento sino también representa y estatus social. Unir motos y moda no es algo que se haya inventado en los últimos años. Por desgracia y como se suele decir, ya está todo inventado. Sólo tenemos que echar un vistazo al pasado y pensar en la época dorada de los scooters en Europa. Tiempos en los que los vehículos de este segmento eran los modelos más vendidos y sus usuarios, en muchas ocasiones, llevados por la cultura Mod contaban con una forma de vestir y un estilo diferente al resto de motoristas. Ahora, la historia se repite, pues el top10 de ventas en nuestro país está copado por scooters.

Poco a poco esa forma de vestir ha ido evolucionando. De ser un movimiento-tribu urbana se fue poco a poco popularizando y, aunque a día de hoy la oferta de prendas diseñadas específicamente para circular en moto es abrumadora, los fabricantes de alta costura se han unido a esta tendencia como un magnífico escaparate para sus productos.

Un punto en el que las marcas de moda suelen unirse a los fabricantes de motos son en ediciones especiales de sus vehículos. Esta forma de colaboración suele ser la habitual ya que las modificaciones a las motos, salvo casos muy específicos, no pasa más allá de una nueva decoración que supone para el posible comprador un incremento del precio y saber que dispone de una moto fabricada en un número limitado de unidades y que igual, con el paso del tiempo puede convertirse en un objeto codiciado por los coleccionistas.

Esta unión suele buscar una promoción de la marca de moda, con el fin de atraer nuevos compradores, no ya del modelo en cuestión sino de la línea de ropa que se suele crear con estilos inspirados en colores o formas motociclistas, aunque no esté diseñada específicamente para montar en moto.

Moda y accesorios

Aquí es donde mayor número de marcas de moda han hecho sus pinitos. Las colaboraciones son de diferentes tipos, desde realización de una línea de ropa de apariencia motociclista, a diseño de ropa para/con algunas marcas e incluso, especialización en fabricación de productos específicos que ya pueden ser consideradas ropa técnica con diseño y protección idéntica a las de aquellos fabricantes reconocidos en el mundo de la moto.

En el primer caso encontramos marcas como Hugo Boss, Armani, etc. Con estándares de calidad idénticos al que utilizan para sus productos, suelen sacar alguna línea de ropa específica. Lejos de ser prendas que se puedan usar con asiduidad en duras condiciones, suele primar el diseño sobre la durabilidad o la protección.

Son chaquetas que te permiten ir con estilo circulando en moto, para recorridos fundamentalmente urbanos pero que una vez llegado al destino, puedes lucir en cualquier local de moda atrayendo las miradas hacia ella.

Cuero de alta calidad, corte recto, cuello tipo mao con cierre de corchete, cremalleras en las mangas, uso de líneas de color ya sea vertical en las mangas y horizontal a la altura del pecho, zonas acolchadas en hombros y codos simulando contar con protecciones bajo ellas.

La segunda forma de colaborar como os decíamos, es cuando al igual que en las motos, las marcas de moda se unen a otras con tradición motociclista. En este caso se busca crear prendas que puedan usarse diariamente y que cuenten con un mínimo de protección pero a la vez que luzcan los unos colores o diseños específicos y que no pasen desapercibidos.

Un ejemplo muy claro lo tenemos por ejemplo con Swarosky y su colaboración para una línea de cascos. Barbour también es otra marca en este caso con una larga tradición en las dos ruedas y que ha tenido desde su ropa específica para circular en moto como colaboraciones puntuales con marcas de motos que cuidan mucho su catálogo de accesorios, normalmente europeas.

Un tercer grupo lo encontramos en fabricantes que además de su marca de moda han desarrollado otra de forma paralela en la que investigan y fabrican ropa específica para motoristas. Es el ejemplo de Blauer con su marca Blauer Hi-Tech, la cual podemos ver hasta en el mundial de MotoGP (Michelle Pirro o Stefan Bradl han lucido cascos).

Blauer Hi-Tech cuenta además con otras prendas de protección como chaquetas, guantes, botas. En incluso su línea de productos engloba ropa específica para bomberos, equipos de rescate, etc.

Lo último

Lo más leído