Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

El Salón Vive La Moto de Madrid, un gran éxito de público

Fotos: Javier Ortega
Los pasados días 5 al 8 de abril, en el recinto ferial IFEMA de Madrid, tuvo lugar el salón Vive La Moto. Durante los cuatro días más de 40.000 personas pasaron por los dos pabellones y las instalaciones exteriores, donde pudieron ver y tocar las últimas novedades, y también probarlas en las rutas previstas.

Según la patronal del sector ANESDOR, Madrid es el mercado de la moto con mayor potencial de crecimiento en España y actividades como este Salón deben servir para activar ese potencial. Desde luego y aunque el tiempo no acompañó todos los días, la cantidad de personas que se pasaron por los pabellones 12 y 14 del recinto ferial de IFEMA, y la zona exterior, fue muy destacable: algo más de 41.000 según las cifras oficiales. Hacía 11 años del último gran salón de motos de Madrid, y está claro que había ganas.

Éxito de público en el Salón Vive La Moto de Madrid

En esas zonas exteriores se podían admirar las evoluciones de “stunts” tan espectaculares como Emilio Zamora y sus Ducati (entre ellas la exclusiva Panigale V4). Pero sobre todo en esa zona es donde estaban montadas las carpas de la organización de las rutas exteriores: previa cita, los asistentes podían probar algunas de las más de 220 motos disponibles que las marcas habían dispuesto para este fin. Tal fue el éxito de esta parte del Salón que hubo que ampliar las reservas posibles. En total, se realizaron casi 3.700 recorridos externos durante los cuatro días.

También había otros 50 modelos de carácter más urbano, entre ellos varios eléctricos, que se probaban en pistas dentro del recinto ferial (sin ruta exterior). Allí era el lugar perfecto para que algunos tuvieran su primera experiencia sobre dos ruedas, para ayudarles a decidir por aprovechar la convalidación que permite conducir motos de hasta 125 cc o ciclomotores con el carné de coche. En estas pistas se sumaron más de 1.000 pruebas realizadas.

Novedades para todos

La celebración de un salón siempre es una buena ocasión para presentar algún modelo nuevo, y así fue en Vive La Moto de Madrid. Más de cien empresas representaban más de 300 marcas diferentes, tanto en lo que respecta a motos como también en accesorios o equipamiento. Las estrellas sin duda son las motos nuevas: alguna, pocas porque las novedades mundiales se presentan durante el otoño, era novedad europea, pero muchas era la primera vez que se mostraban al público nacional.

Éxito de público en el Salón Vive La Moto de Madrid

Un modelo tan popular como el Honda PCX 125 por ejemplo (entre los tres más vendidos los últimos años) desvelaba en Vive La Moto su nueva versión, y también Honda mostraba allí el nuevo scooter medio Forza 300 o sus nuevas motos naked, además de ofrecer en primicia nacional la renovada Gold Wing 1800.

Éxito de público en el Salón Vive La Moto de Madrid

Marcas como BMW traían al Salón un buen número de modelos nuevo que sólo podía conocer el público a través de las fotos o internet: desde su nuevo scooter C 400 X hasta la muy exclusiva HP4 Race con chasis y llantas de fibra de carbono (80.000 euros tienen la culpa). Pasando por sus populares y recién renovadas tral medias, las ahora F 750 GS y F 850 GS, o la tremenda K 1600 Grand America. Otras, como KYMCO, desvelaban un nuevo color (azul) en su producto estrella el AK 550 y aprovechaban para presentar su nuevo sistema de navegación Noodoe.

Éxito de público en el Salón Vive La Moto de Madrid

Algunos importadores presentaban un buen número de motos nuevas para el público español, como es el caso de Motorien con sus Royal Enfield, Norton, Daelim o Hyosung. El stand de Ducati era otro punto de encuentro obligado para los aficionados, para tocar y subirse a la Panigale V4 pero también para ver la nueva Scrambler 1100. O el de Kawasaki, donde apreciar de primera mano la rapidísima Ninja H2 SX o la deportiva favorita del carné A2, la nueva Ninja 400.

Éxito de público en el Salón Vive La Moto de Madrid

En el stand de Yamaha destacó su nueva moto de tres ruedas: la Niken con motor MT09 será una moto, solamente para carné de moto, y algo exclusiva (en torno a 15.000 euros). En el stand de KTM destacaban las nuevas 790 Duke, uno de los modelos más esperados, junto a las originales Husqvarna Vitpilen. Motos Bordoy tuvo la puesta de largo de su nueva marca de scooter eléctricos, Niu, así como nuevas versiones “retro” de su marca MacBor para la clase de 125.

Éxito de público en el Salón Vive La Moto de Madrid

Piaggio desveló su Vespa eléctrica entre otros modelos (nuevas versiones de la Guzzi V7 o las Aprilia SX y RX en 50 y 125), y una nueva Derbi 50 con motor dos tiempos pero Euro4. También el stand de Triumph recibió numerosas visitas para apreciar de primera mano sus renovados modelos Tiger y también las naked y retro, favoritas entre los aficionados.

Éxito de público en el Salón Vive La Moto de Madrid

Al final, un Salón con una muestra notable de motos, en muchos casos visibles por primera vez en directo para los moteros españoles, y cuyo éxito augura una próxima edición (ya en 2020) tanto o más grande.

Lo último

Lo más leído