Publicidad
[the_ad_placement id="adsense-mega-2-mobile"]

¿Cómo conducir una moto con mal tiempo?: consejos básicos

Fotos: livingthat.com
La gran ventaja de la moto es que te permite estar en contacto con el entorno, el gran problema es que te obliga a estar en contacto con el entorno cuando no quieres. Conducir con mal tiempo es todo un desafío. Repasamos los consejos básicos que debes tener en cuenta.

Enfrentarse con los elementos es mucho más estresante que enfrentarse al tráfico. La lluvia, el viento, la niebla, la nieve… aparecen a veces en nuestro camino para ponernos a prueba y nos da la oportunidad de demostrar si somos “moteros todo terreno” o somos “moteros de buen tiempo”. Ni que decir tiene que se trata de una manera distendida de hacer una distinción entre los que no se bajan de la moto haga el tiempo que haga o aquellos que esperan a condiciones racionales para disfrutar de la moto. Sin embargo, seamos de uno u otro grupo, nos podemos encontrar en medio de situaciones comprometidas debido al tiempo, así que lo mejor es saber cómo circular en moto de manera segura cuando hace mal tiempo.

Sentido común

Independientemente de la condición meteorológica bajo la que nos encontremos, el primero de los consejos en ser sensato. Siempre hay que ser consciente de la situación y adaptar nuestro ritmo a las condiciones, intentando en la medida de lo posible el minimizar los riesgos.

Aumentar la distancia de seguridad

Llueva, nieve, haga niebla o viento, la primera medida efectiva que hay que llevar a cabo es la de aumentar las distancias con respecto al resto de vehículos que circulan con nosotros. Como las condiciones dificultarán la frenada y la maniobra, cuanto más espacio tengamos, mayor es la posibilidad de salir de situaciones comprometidas sin mayor problema.

Tacto

Como el asfalto tampoco estará en las mejores condiciones debido al frío, la lluvia… hay que pasar a conducir con mucho cuidado. Evitando movimientos bruscos, aceleraciones y frenadas fuertes o exigiendo más de la cuenta al neumático delantero.

Aumenta tu visibilidad

Si las condiciones no son buenas, tampoco lo serán las de visibilidad. Es por este motivo que hay que intentar que nos vean. Para ello es importante que tengamos a mano ropa de alta visibilidad, además de todas las luces de nuestra moto funcionando de manera correcta.

Cuidado al adelantar

Tanto si es por falta de visibilidad (lluvia o niebla) como por condiciones de viento extremas, lo recomendable es extremar las precauciones a la hora de adelantar. Recuerda que merece la pena perder unos segundos a ponerte en peligro.

Circula por el centro del carril

Si sigues esta recomendación tendrás el mismo espacio a tu derecha como a tu izquierda para poder solucionar los problemas que puedan venir de uno u otro lado. Teniendo capacidad de reacción y espacio, ganarás en seguridad.

Utiliza las señales y las marcas viales

Si la visibilidad es reducida, siempre puedes emplear las líneas en el asfalto y las señales delimitadoras de la calzada para poder continuar el camino y anticipar las curvas.

Ojo con los cruces

Aunque esta recomendación es extensible a cualquier situación de la calzada, si el asfalto está mojado o la visibilidad es mala, hay que pensar que puede que no nos vean y no nos de tiempo a frenar. Como siempre, lo ideal es adoptar una conducción defensiva. En el caso del viento, además, podemos encontrarnos una ráfaga lateral.

Lo último

Lo más leído